Trajes de flamenca para el verano

Aunque la feria más conocida, sin duda, es la feria de abril de Sevilla (aunque a veces caiga en mayo), en Andalucía se celebran otras muchas ferias, en las que podemos lucir trajes de flamenca para el verano.

Por orden cronológico, las más conocidas son, después de la feria de abril de Sevilla: la de Jerez, la de Córdoba, la de Granada, y ya en verano las Colombinas de Huelva, la de Málay, por último, la feria de Almería, que se celebra en el mes de agosto.

Todas estas ferias son celebradas cuando el calor ya es fuerte y las temperaturas son bastante más altas de las que disfrutamos en la feria de abril.

Por eso, en el momento de elegir el traje de flamenca que vamos a lucir, hay que tener muy en cuenta el termómetro, y elegir algo acorde a estas temperaturas veraniegas.

Algo bueno a tener en cuenta es que usar siempre el blanco como fondo de nuestros trajes de flamenca siempre nos lo va a facilitar para que sean un poco más frescos; así como los colores frescos, dejando siempre a un lado el negro.

Cambiamos el traje de flamenca largo por el corto

Elegir un traje de flamenca corto es una buena opción cuando hablamos de ferias en el verano. Algo obvio, pero efectivo y que muchas flamencas olvidan tener en cuenta.

Su entrada en las tendencias flamencas de los últimos años nos va a ayudar a estar más cómodas y frescas a la hora de bailar unas sevillanas en la feria.

Para lucir bien este tipo de trajes de flamenca tenemos que prestar atención a los zapatos, eligiendo unos no sólo que sean cómodos, sino que además nos ayuden a subir algunos centímetros para que nos estilicen; unas cuñas con plataforma, un tacón típico de flamenca, unos salones… son algunas de las opciones.

Recortes en los volantes

Si algo aporta voluminosidad a nuestro traje de flamenca y, en consecuencia, aumenta la cantidad de tela, su peso y temperatura, son sin duda los volantes. Por eso, cuantos menos tenga, mejor.

La elección de telas frescas y livianas es algo imprescindible; así como prescindir de todo aquello innecesario como enaguas y otras partes que nos puedan dar más calor; incluso, es buena idea elegir trajes de flamenca de dos piezas -cuerpo y falda-, tu cuerpo lo agradecerá.

Sin mangas

Sobre las mangas, algo que puede ser casi obvio es que la mejor opción esun traje de flamenca sin mangas. Un tirante ancho o un vestido asimétrico pueden ser buenas opciones. Ni hablar de las mangas 3/4 y las mangas largas. Y, si no queremos dar de lado a los volantes en los brazos; por qué no buscar algo que los aporte a modo de hombrera, pero que no aporte mucho calor.

Los escotes de espalda

Los escotes en la espalda son claves en las tendencias flamencas de losúltimos años. Es aún más importante si nos vamos a vestir en pleno verano. Ya no sólo por aportar a nuestro traje de flamenca de estilo y sofisticación, sino porque nos ayudan a hacerlo más liviano y fresco.

Las opciones más comunes para ello son hasta media espalda o llevarlo hasta debajo de la cintura, según la flamenca, su gusto y atrevimiento.

Por difícil que parezca vestirse de flamenca en verano, las tendencias en moda flamenca nos siguen ofreciendo muchas opciones para hacernos sentir cómodas, con estilo y perfectas en estos días de diversión. ¿Quién dice que no se puede?

Y tú, ¿te vestirás de flamenca este verano?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *