La moda flamenca: una imperecedera tradición

La moda flamenca: una imperecedera tradición

Una moderna tradición

La moda flamenca, aunque tuvo por orígenes algunas tradiciones populares de ciertas regiones españolas, es hoy parte fundamental del guardarropa mundial. No es raro ver a algunos diseñadores de reconocida fama empleando elementos del estilo flamenco para elaborar sus colecciones. ¿Cuáles son esos elementos que definen el estilo flamenco? Podríamos mencionar el traje entallado de un solo color o estampado con lunares, adornado con volantes y faralaes que le dan movilidad a la falda; además, los mantones, los pendientes, las peinetas, las castañuelas, las flores, entre otros complementos que brindan gracia y belleza a quien usa este estilo.

Un armonioso equilibrio

Un armonioso equilibrio de colores y formas es la esencia de la moda flamenca. Su atractivo perdura a través de los años y logra traspasar los límites de su uso solo para las fiestas andaluzas hasta convertirse en una opción válida para cualquier temporada y ocasión, ya sea informal o para alguna reunión de cierta elegancia. El traje de flamenca o algunos de sus complementos pueden servir como elemento que destaca nuestra figura y realza nuestra presencia sin desentonar con el entorno.

Una moda que se reinventa

La moda flamenca se reinventa cada año cuidando de preservar su esencia y tradición. Por ello, algunas de sus cualidades se han transformado, como el largo de la falda, las dimensiones del manto y la presencia del pañuelo de seda, entre otros, en favor de la comodidad y el presupuesto. Lo que se mantiene y le ofrece al estilo flamenco su colorido y gracia es el empleo de flores en la cabeza, los vistosos trajes y los zapatos para el baile. El estilo flamenco, representado en algunos de sus complementos, es ideal tanto para romerías como para el uso cotidiano y su belleza aguarda por nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *