Flores de flamenca: La alegría del color

Flores de flamenca: la alegría del color

La flor danzante

Las flores de flamenca son un elemento decorativo fundamental en la moda flamenca. Usadas como adorno en el cabello de las mujeres, estos elementos han sido entendidos como una ofrenda que se exhibe en el ritual gitano para el disfrute de todos. De esta manera, la mujer es una flor danzante que muestra su gracia con gráciles movimientos y, ayudada con abanicos, castañuelas, mantones, peinetas, entre otros, realza su belleza y figura para continuar cultivando así la tradición de su cultura.

Cada estilo según el gusto y la ocasión

No hay una regla específica para el uso de las flores de flamenca. Algunos especialistas de belleza aconsejan tomar en cuenta la forma del rostro para decidir acerca de la ubicación, tamaño y cantidad de flores a usar sobre la cabeza. Para rostros redondos, lo ideal es colocar la flor en el centro; para rostros cuadrados, angulosos o alargados, parece que va muy bien la disposición asimétrica de las flores. El estilo clásico de la flor de flamenca es el de una sola, grande, usada en el centro de la cabeza. También existen los estilos de ramillete, de corona o de la flor en la oreja, y cada combinación de colores o estilos siempre va en función del conjunto del traje a usar.

El secreto de la alegría flamenca

El preciso cuidado en cada detalle es fundamental para que la moda flamenca surta su efecto de encanto. Por ello, cuando se usan las flores es necesario que estén bien sujetas al cabello para que no terminen desordenadas o en el suelo. El uso de horquillas, que vayan ocultas en el cabello, al igual que el tallo de las flores, serán fundamentales para que este adorno de vida al traje en general. Una flor bien usada es el secreto de la alegría flamenca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *